Menú Cerrar

“Un pregón debe sorprender, emocionar y provocar”

20130710-173124.jpg

La popular presentadora solo había aceptado ser pregonera de su ciudad, Esplugues, y ahora lo será de Maó porque siente sus raíces menorquinas.

[Menorca.info] Pregonera. Mercedes Milá, en una de las ventanas de Es Dineret – Gemma Andreu

A Mercedes Milá le han llovido las propuestas para ejercer de pregonera en fiestas patronales de poblaciones de toda España. Es lo que da la popularidad de tantos años en pantalla. Siempre ha rechazado las ofertas. Solo ha sido pregonera de su ciudad, Esplugues de Llobregat. Varios alcaldes de Maó, entre ellos Vicenç Tur, también se lo pidieron y siempre lo rechazó con amabilidad. Hasta la semana pasada cuando Simón Gornés la llamó por teléfono y le pasó a la alcaldesa, quien le dijo. “Tengo que pedirte algo y no me puedes decir que no”. Le ofreció el acto del pregón. Se resistió. “Solo lo he hecho en mi pueblo”. “Pues Menorca es tu otro pueblo”,

respondió Águeda Reynés. “Y como tiene razón, esta Isla es también mi tierra, acepté con gusto el encargo”, concluye la popular presentadora. Tur le mandó un ‘sms’ y se mostró contento de que vaya a ser la pregonera, lamentó que no lo hubiese sido con él en la Alcaldía, “pero si es bueno para Maó y para ti, estoy contento”. Milá tiene una excelente relación con Tur, aunque comenta que no participó en la campaña electoral a favor del PSOE. “Salí en un vídeo defendiendo mejoras en el puerto de Maó, pero eso no es partidista”. En su opinión, especular sobre que va a ejercer de pregonera gobernando el PP es perder el tiempo. “Estamos hablando de la ciudad y no de partidos políticos”.

Del pregón de Esplugues han pasado ya tres décadas (fue en 1982) y ahora, aunque muchos no lo crean, dice sentirse nerviosa. En su opinión, un buen pregón debe ser “sorprendente, breve, emocionante y provocador”, aunque todavía no tiene una idea clara de cómo va a ser el primer acto de las próximas fiestas.

Ha asistido a numerosos pregones de las fiestas de la Mare de Déu de Gràcia. El último, el año pasado, con Pedro J. Bosch. También conoce perfectamente las fiestas. “Me gusta más por las mañanas -dice- cuando puedes disfrutar de los caballos y de las celebraciones, la liturgia de la fiesta”. Asegura que “no soy muy fiestera” y lo que no soporta es a los borrachos. Le encantan algunos actos populares y de barrio. Recuerda con cariño el desayuno al que asistió en el Camí des Castell, organizado por Yurca.

Cuenta con vivencias y sentimientos más que suficientes para ofrecer un buen pregón.

Fuente: http://www.menorca.info/menorca/472067/pregon/debe/sorprender/emocionar/provocar