Un emprendedor de Esplugues crea una red social para buscar afinidades

Más de 11.000 personas se han sumado a la iniciativa | Actualmente funciona sólo en España pero a partir del mes de febrero se abrirá al resto del mundo.

Un emprendedor de Esplugues crea una red social para buscar afinidades

Pau Jené es el creador de la iniciativa Geonick

Más de 11.000 personas se han sumado en sólo seis meses a la red social Geonick, ideada por un emprendedor de Esplugues que pretende poner en contacto a personas con las mismas aficiones, inquietudes, entretenimientos o hobbies. Su creador es Pau Jené, que asegura que la red social no comercializa con los datos de los usuarios y pretende fomentar las relaciones sociales.

“Geonick es un viaje a través de la geografía que nos permite encontrar a otras personas que están en otro punto del mundo con las que podemos compartir aficiones”, explica Jené que recuerda que la propuesta nació hace solo seis meses y desde entonces suma ya 11.000 usuarios. “A partir del 4 de febrero se abrirá al resto del mundo porque actualmente sólo funciona en España”, comenta su creador.

Jené apunta que la idea surgió después de comprobar que no existe ningún tipo de red social que tenga como finalidad reunir a personas con las mismas inquietudes. La aplicación incorpora la última tecnología en geolocalización, mapas dinámicos y web semántica, una tarea que se ha desarrollado en colaboración con dos equipos de la UPC: el inLab de la Facultad de Informática de Barcelona (FIB) y el Equipo de seguridad para la coordinación de emergencias en redes telemáticas (esCERT-UPC).

Navegar sin prisas
Según Jené, Geonick es una red social slow”, un lugar donde navegar sin prisas ni necesidad de competir por acumular amigos o seguidores. De ahí el diseño de la web, que sugiere una vuelta a tiempos pasados sin renunciar a la inspiración de las nuevas tecnologías.

Para poder registrarse en la web es necesario que exponer las aficiones, un máximo de 10. “Son libres, no existe un modelo prefijado que el usuario deba rellenar de esta manera se da entrada a aficiones o inquietudes de todo tipo que quizá ni conozcamos”, dice Jené. La política de privacidad de la iniciativa, que no está conectada a Facebook ni a Twitter ni a ninguna otra red social, hace que los promotores no tengan conocimiento de las aficiones más frecuentes o las relaciones y contactos que se hacen entre los usuarios. “Sólo sabemos que tenemos 11.000 usuarios que han introducido 80.000 palabras clave”, dice Jené.

Los datos de los usuarios y los contenidos que generan no pueden ser rastreados por buscadores como Google. De esta manera, Geonick rompe con los patrones de funcionamiento de las actuales redes sociales: “Nosotros no queremos acceso a tu libreta de direcciones porque no queremos poblar Geonick de forma masiva”, dice Jené. Geonick “te ofrece un espacio donde tu tomas el control y donde nadie decidirá por ti”, añade.

Geolocalización
Una de las bases de Geonick es la geolocalización. En el registro se pide a las personas su código postal para que la aplicación las ubique de forma aproximada, nunca exacta, encima de un mapa de Google Maps convertido en dinámico, interactivo, multifuncional y exclusivo para cada persona.
Otro elemento fundamental es que los usuarios se pueden registrar por su nickname o alias, sin necesidad de dar ningún dato personal.

Fuente: www.lavanguardia.com