Recortes Cero – Grupo Verde aborda los temas tabú de la campaña en su mitin de (Ciudad). #Esplugues

image

image image

Recortes Cero – Grupo Verde ha celebrado hoy un mitin en Esplugues de Llobregat, cerca del mercado de Can Vidalet en el que han intervenido la segunda candidata por la lista de Barcelona, Eva Avendaño y la candidata al senado Estefanía Pérez, junto con el candidato y vecino de Esplugues José María Hildalgo y el candidato miembro de la asociación de parados del Vallés Jordi Trujillo.

Eva Avendaño ha iniciado el mitin recordando una frase de la obra de Federico García Lorca, “La casa de Bernarda Alba” (“hay cosas que no se pueden ni se deben pensar”) para hacer un recorrido por aquellos temas que se han convertido en auténticos tabús de la campaña, hablando de política internacional, los recortes exigidos por Bruselas, la deuda, los salarios de los altos ejecutivos y lo que ha llamado “robo legal”.

Avendaño ha empezado por hacer referencia al debate electoral del lunes y al contenido del bloque en el que se trato la política internacional, afirmando que “las otras cuatro candidaturas aceptan que España es un país dependiente y subordinado, que no tiene una política exterior independiente”.

Según ella “ha desaparecido de la campaña cualquier oposición a la nueva oleada de recortes que nos exige la Comisión Europea, 8 mil millones de entrada, y hasta 23.700 millones en los próximos dos o tres años”.

La deuda es otro de los temas que Eva Avendaño considera tabú ya que “hay economistas que consideran hasta un 85% de la deuda ilegítima, pero no se ha dicho ni una palabra cuando hace un mes era noticia porque habíamos alcanzado una cifra récord”.

Por último, ha hecho referencia ha la necesidad de limitar “los escandalosos salarios de banqueros y ejecutivos de monopolios”, y del “robo legal que supone permitir a bancos y multinacionales pagar entre cinco y ocho veces menos impuestos de lo que deberían. Se puede hablar de los ‘papeles de Panamá’, pero no de que España se ha convertido en un ‘paraíso fiscal legal’ para bancos, monopolios y capital extranjero” y ha insistido en que “no es casual que en los temas declarados como tabú esté lo verdaderamente importante”.

En este sentido, José María Hidalgo ha defendido las medidas para redistribuir la riqueza que son una seña de identidad de la coalición. Como “que ningún salario ni ninguna pensión estén por debajo de 1.000 euros”.

Según Hidalgo “una ínfima minoría de banqueros y altos cargos (100 mil de 20 millones de trabajadores), disfrutan de sueldos multimillonarios, y sin embargo limitándolos a un máximo de 10.000 euros mensuales podríamos garantizar para 7,3 millones de trabajadores que ni siquiera son mileuristas un salario mínimo de 1.000 euros mensuales. Esto es Redistribuir la Riqueza”.

También ha insistido en la necesidad de cambiar el modelo productivo, para que “esto permita multiplicar nuestra capacidad de crear riqueza y empleo, de forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente, y elevando el nivel de vida de la población”. Hidalgo ha denunciado que si España sigue aceptando ser un país centrado exclusivamente en el sector servicios y de “licenciados obligados a emigrar”, “solo tendremos un mayor empobrecimiento para el 90% de la población”.

“Para acabar con el paro y revertir la degradación hacia la que llevan a nuestro país, hay que llevar una política activa de reindustrialización, de modernización del tejido productivo, hay que recuperar las industrias malvendidas al capital extranjero y crear nuevos sectores industriales”.

Jordi Trujillo ha reforzado el papel de la Redistribución de la Riqueza como eje central para combatir el paro y como se pueden conseguir 2 millones de puestos de trabajo productivo y de utilidad social sin endeudar más al estado y apoyados a su vez en una lucha activa por una industria sostenible y ecológica.

Recortes Cero – Grupo Verde apuesta por redistribuir la riqueza porque “España es un país muy rico, el problema es que de esa riqueza participamos cada vez menos la mayoría de la población, y se la apropian crecientemente un pequeño puñado de bancos y capital extranjero. Queremos esos recursos para invertirlos en desarrollar una economía nacional próspera al servicio de los intereses de la mayoría”.