Por el “BULEVAR” de los sueños rotos…… (GAMONAL/BURGOS)

(Los manifestantes han acudido, nuevamente, a la comisaria de Policía para pedir la liberalización de los detenidos. Después se han dirigido a la sede del Grupo Promecal y han criticado a su propietario Antonio Miguel Méndez Pozo como el principal impulsor del proyecto del bulevar. La empresa ganadora de la redacción del proyecto, MBG tiene su sede en Promecal).

(AGENCIAS / Burgos).-El Ayuntamiento de Burgos ha decidido paralizar las obras del bulevar de la calle Vitoria, proyecto que suscitaba el rechazo de distintos colectivos sociales, políticos y vecinales y que ha sido la causa de los disturbios ocurridos desde el pasado viernes en el barrio de Gamonal.

Así lo ha anunciado esta tarde el alcalde de la ciudad, Javier Lacalle, quien ha señalado además que se creará un grupo de trabajo para buscar un mayor consenso en torno al proyecto.

Vecinos del barrio de Gamonal, en la manifestación de este domingo.

  • Vecinos del barrio de Gamonal, en la manifestación de este domingo.

    Protestantes cubiertos con pasamontañas quemando un contenedor en el barrio Gamonal.

Miles de personas

La paralización de las obras llega tras las protestas de miles de personas, incidentes y una cuarentena de detenidos. El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, ha anunciado esa paralización obligado por la presión ciudadana. Ha afirmado que “se abre un paréntesis” que no debería ir más allá de los 15 o 20 días en los que se debería crear una comisión para estudiar el proyecto.

En la comisión participarán los grupos políticos municipales, las asociaciones de vecinos, también las contrarias al proyecto, y técnicos del consistorio.

Líneas rojas

Preguntado por los periodistas sobre el alcance o posibles límites de esa comisión, el alcalde ha dicho que “no es momento para hablar de líneas rojas, sino de ampliar acuerdos y un consenso en el que el ayuntamiento lleva dos años trabajando y que ha supuesto varias modificaciones del proyecto inicial para incluir sugerencias y alegaciones de particulares y colectivos”. “Para el ayuntamiento lo importante es el mayor bienestar para cada ciudadano de Burgos y eso está por encima de 50 obras”, ha asegurado Lacalle.

Tensiones

El alcalde se ha mostrado convencido de que, con esta decisión, se paralizarán las tensiones de los últimos días y ha pedido responsabilidad a todas las partes que se hayan podido ver implicadas, pero también a los usuarios de redes sociales que ha asegurado que en estos días han vertido, en algunos casos, muchas inexactitudes en torno a este asunto.

Imagen negativa

Lacalle ha lamentado también la imagen negativa que se haya podido dar de Burgos y los burgaleses, que ha insistido que no se corresponde con la realidad. El regidor ha lamentado la paralización de las obras provocada porque no se ha podido garantizar durante estos días la seguridad de los equipos y personal de las empresas adjudicatarias de la obra.

Daños

El vicealcalde, Ángel Ibáñez, ha afirmado que la evaluación de daños que ha realizado el ayuntamiento solo en mobiliario y bienes públicos por los disturbios de los últimos días supera los 50.000 euros. Ha recordado que a esta cantidad habría que sumarle los daños en efectos de la propia empresa y los que se han producido en otros bienes privados como son las sucursales de entidades bancarias de la zona que han resultado dañadas.