Mas reivindica el carácter generoso de Sant Jordi: “Así hacemos las cosas y así las haremos”

artur-mas-abc--644x362

El president de la Generalitat, Artur Mas, ha lanzado su ya tradicional mensaje institucional de Sant Jordi desde el Palau de la Generalitat en el que ha resaltado el carácter nacional y tradicional de la fiesta de la rosa y el libro, la ha definido como la “fiesta mayor de Catalunya” y el acto de celebración de la cultura catalana. En su breve parlamento, el president ha reivindicado los antiguos orígenes de esta Diada y su naturaleza cultural, pasional y basado en la generosidad, al evidenciar que implica compartir y regalar alguno de los elementos con los que se celebra: “Así es como somos y como nos gusta hacer las cosas y como las haremos”.

Mas ha querido hacer un paralelismo entre el carácter generoso de la celebración de la festividad con el de los catalanes. Ha destacado que esta forma de conmemorar Sant Jordi “es muy representativa”, y que el hecho de que se celebre con un regalo cultural, como es el libro, y pasional, como representa la rosa roja, “dice mucho” de los catalanes, que son personas por tanto con “pasión por la cultura” y a los que “nos gusta compartir”.

“Es muy bonito que el elemento representativo de la Diada sea regalar, dice mucho de nuestro pueblo, de nuestra forma de hacer y de ser”, ha reivindicado, por lo que ha pedido proyectar al mundo el “mosaico” de una sociedad catalana “que incorpora la diversidad” y que actúa y seguirá actuando en el futuro celebrando “lo que les une”.

Sin una carga política concreta, Mas ha animado a los catalanes a celebrar el Sant Jordi con los seres queridos, a compartir aunque sólo sea un momento o un detalle con ellos, a hacer los tradicionales regalos de la rosa y el libro y a poner la senyera en el balcón.

Ha tenido palabras para reivindicar el antiguo origen de la fiesta de Sant Jordi: “Es muy antigua, tan antigua como nuestras instituciones”, ha recordado. En este punto ha hecho un breve repaso por el origen de la diada, que data del siglo XV, “como este Palau de Sant Jordi”, ha apuntado, para desembocar en la instauración de la Mancomunitat, que impulsó de nuevo su celebración de Sant Jordi y de la que este año se conmemora el centenario.

Al final, el president ha espoleado a cumplir con las tradiciones: “Colgad la senyera en el balcón, comprad la rosa y el libro, romped una lanza por los libros en nuestra lengua y también por nuestras librerías”. “Tened un detalle con las entidades que ayudan a quienes no puedan salir adelante y también con los estudiantes”. Pero también ha pedido “no olvidarse de los que pasan mal”, de los que “sufren”, y ha instado a tener un detalle para con ellos y con las entidades que se ocupan de mitigar su situación.

Fuente: www.lavanguardia.com