Menú Cerrar

La Generalitat planteará a los sindicatos la eliminación de una paga extra

La Administración se reúne este jueves con los sindicatos para plantear las medidas de recorte para este ejercicio.

Barcelona. (EFECOM).- La Generalitat de Catalunya planteará este jueves a los sindicatos de la Función Pública las nuevas medidas de reducción del gasto de personal que tiene previsto aplicar en 2013, entre las que los sindicatos dan por seguro la eliminación de una paga extra para los empleados públicos, al igual que ocurrió el año pasado.

La frágil salud de la tesorería de la Generalitat ha llevado al departamento de Gobernación a convocar de urgencia una reunión de la Mesa de la Función Pública con un orden del día en el que destaca el punto número tres, que reza: “medidas de reducción del gasto de personal para 2013”, según han explicado fuentes sindicales.

Fuentes de la consellería de Gobernació no han querido dar detalles sobre las medidas de ajuste que se plantearán mañana, y se han limitado a recordar que la prioridad, a pesar de los recortes, seguirá siendo mantener el empleo en la Administración catalana.

No obstante, el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, ya ha advertido en varias ocasiones que en 2013 se impone volver a aplicar los recortes del gasto que afectaron a los funcionarios el año pasado ante las dimensiones de la reducción del gasto público que la Generalitat tiene que afrontar este año.

Más allá de la eliminación de la paga extra, y de cuándo se llevará a cabo, la duda es si la Generalitat pondrá sobre la mesa medidas adicionales en el caso de que no se cumpla su previsión de que el Gobierno consiga una relajación del déficit público para 2013, que también favorezca a las autonomías.

Los sindicatos convocados a la Mesa de la Función Pública (CCOO, UGT e IAC) dan por hecho que la Generalitat planteará en la reunión la eliminación de una paga extra, que equivale a una media de algo más de un 6% del sueldo anual de los funcionarios.

Catalunya se convertirá así de nuevo en la primera comunidad autónoma que pone sobre la mesa un recorte salarial a los funcionarios en 2013 y lo hará, además, incluso antes de saberse si el Gobierno español arranca de la UE una flexibilización del objetivo del déficit para este año.

“Nos están utilizando de nuevo de conejitos de indias. Volvemos a ser los pioneros en las políticas de recortes. No queremos tener el triste honor de ser los trabajadores más castigados del Estado”, ha lamentado el portavoz de Función Pública de UGT, Xavier Casas, que ha denunciado que la Generalitat plantee los recortes cuando todavía no se han elaborado los presupuestos de 2013.

Casas ha recordado que en 2013 está vigente todavía el Plan de Empleo que presentó la Generalitat para la Función Pública y que prevé la reducción de jornada y sueldo en un 15% de los aproximadamente 6.800 interinos de la Administración catalana.

Además de una paga extra, los sindicatos temen que la Generalitat quiera mantener medidas ya aplicadas en 2012, como la eliminación de complementos como el de productividad o la reducción de la aportación al plan de pensiones.

El portavoz de la Función Pública de CCOO, Xesús González, ha denunciado que las nuevas medidas de austeridad ponen contra las cuerdas a un colectivo entre los que se encuentran empleados que “no llegan a los 1.000 euros” y que incluso se quedan en los 600, si se trata de personas con bajas transitorias.

González ha señalado que la Generalitat planteará también mañana la creación del Estatuto de la Agencia Catalana del Patrimonio Cultural, un órgano pensado, a su juicio, para privatizar la gestión de entidades y organismos culturales como los museos, lo que conllevaría una reducción del personal situado ahora bajo el paraguas de la Administración pública.

Fuente: www.lavanguardia.com