Rajoy replica a Mas que el 9-N fue un fracaso y que la soberanía es innegociable

121009-espana-cataluna-aburrida-cosntitucion-independencia

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha rechazado este miércoles la celebración de un referéndum pactado entre el Gobierno y la Generalitat en Catalunya y también cualquier reforma de la Constitución que “liquide la soberanía nacional”. En su opinión que “dos de cada tres catalanes” no hayan “hecho caso” al frente soberanista y no hayan acudido a las urnas el 9-N supone un “absoluto fracaso del proyecto independentista”.

Rajoy ha comparecido en una rueda de prensa en la Moncloa 72 horas después del proceso de participación ciudadana para hacer una “valoración” y “explicar la política que va a seguir el Gobierno en este asunto”. El jefe del Ejecutivo Rajoy ha señalado que el president, Artur Mas, quiere imponerle “la celebración de un referéndum de verdad”, y ha adelantado “que eso no puede ser”. “Lo que era ilegal hace un año, sigue siéndolo hoy”. “Mi posición política es que la independencia es mala para Catalunya y el resto de España“, ha subrayado.

INVITACIÓN A SÁNCHEZ

El jefe del Ejecutivo ha señalado que el único “camino legal” que le queda al presidente de la Generalitat es promover una reforma constitucional. “Tendría que haber empezado por ahí. El Parlament está facultado”, se ha quejado. El problema, ha admitido, es que Mas “no tiene apoyos” para promoverlo y él, como presidente del Gobierno central, se opondrá “a cualquier reforma de la Constitución que liquide la soberanía nacional”.

El Ejecutivo no tiene intención de tomar la iniciativa para impulsar cambios en la Carta Magna, pero ha invitado al líder del PSOE, Pedro Sánchez, a dar el paso y presentar un borrador. Es lo que ha contestado cuando se le ha preguntado si estaría dispuesto a que la modificación constitucional fuera encaminada a blindar competencias esenciales de Catalunya. “Nunca me he negado a hablar de la reforma, pero los que quieren deberían hacer una propuesta (…) Si alguien quiere hacerla, estoy dispuesto a escucharlo. Lo que no puedo aceptar es que se le diga al Gobierno que la plantee, porque en estos ommentos no lo ve, pero admite que otros puedan verla, que lo presenten, se lo digo muy clamarmente al PSOE”, ha reclamado.

“CATALUNYA ES PLURAL”

Rajoy también ha subrayado que Mas tiene la puerta abierta de la Moncloa, como “hasta ahora”. “Lo que me parece es que, y se lo he dicho a Mas muchas veces, es que no se le puede pedir al presidente del Gobierno que negocie la soberanía nacional y, sobre todo, imponérselo. Eso la inmensa mayoría de los españoles no lo iba a aceptar y con toda razón”, ha enfatizado. El presidente ha vuelto a repetir que si un tercio del censo catalán participó y dos tercios, no, significa que “Catalunya es plural y las decisiones que adopte el Gobierno de España no pueden ser las decisiones de una parte”.

LA QUERELLA ANUNCIADA

Cuando se le ha planteado la querella que, según aseguró el martes la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, va a presentar la Fiscalía contra Mas y otros miembros del Govern por el 9-N, el líder del Ejecutivo ha respondido que desconoce lo que va a hacer el fiscal porque este “actúa con autonomía”. “Yo no soy nadie para decirle lo que tiene que hacer y nadie es nadie para decirle lo que no tiene que hacer”, ha agregado. “No he dado ninguna instrucción en este sentido”, ha asegurado en otro momento.

RETIRAR LAS URNAS

El máximo dirigente del PP ha empezado denunciado la falta de controles democráticos del proceso participativo, con la “gravedad especial” de que se celebró incumpliendo dos resoluciones del Tribunal Constitucional. A su juicio, después de “tanto ruido, de tanta movilización, de tanto dinero público gastado, después de haber cumplido este asunto en el único que ha ocupado al Gobierno de la Generalitat esta legislatura, cuando esperaban una participación masiva y unos resultados abrumadores a favor de las tesis de los convocantes, resulta que, según sus propias cuentas, la gran mayoría de los catalanes ha renunciado a secundar este empeño del señor Mas”.

Rajoy ha comentado que probablemente a algunos de los organizadores les hubiera gustado otro tipo de fotografías en la prensa internacional, pero “tuvieron el eco que tuvieron”. En su opinión, tanto el Ejecutivo como los jueces actuaron de forma proporcional y ha opinado que haber tomado otra decisión ólo habría servido para generar más tensión y dificultades.

Fuente: www.elperiodico.com