El cáncer de mama es una de las enfermedades “más eficientes” para tratar precozmente

  MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) El diagnóstico precoz del cáncer de mama hace que esta enfermedad sea una de las “más eficientes” para tratar, ya que se pueden conseguir tasas de curación superiores al 80 por ciento con tratamientos no especialmente caros, según ha reconocido el jefe de Servicio de Oncología Médica del MD Anderson Cancer Center de Madrid, Antonio González, con motivo del Día Mundialde la enfermedad que se celebra este viernes, 19 de octubre.

CUANTO ANTES SE TRATE MÁS SE AHORRA

   “Es de los tratamientos más rentables”, ha explicado este experto en declaraciones a Europa Press, abogando así por no reducir los esfuerzos que se están realizando para mejorar el abordaje de la enfermedad mediante la implantación de nuevos tratamientos y métodos diagnósticos.

   Cada año se detectan en España unos 18.000 nuevos casos de cáncer de mama pero, gracias a los programas de cribado que hay implantados en las comunidades autónomas, la mayoría de pacientes son diagnosticadas precozmente con tumores de menos de 2 centímetros.

   En estos casos, la tasa de curación es superior al 80 por ciento y puede alcanzar hasta un 90 y 95 por ciento, mientras que cuando se detecta en situaciones mucho más avanzadas la tasa de curación es “sensiblemente más baja”, según González.

   Además, este experto también destaca que cuanto antes se diagnostica más barata es la enfermedad y más se ahorra, ya que “la probabilidad de que estas pacientes con el tiempo no recaigan y se conviertan en pacientes crónicas es más elevado”.

   Pero, más allá de la importancia de las campañas de ‘screening’, este oncólogo anima a las mujeres a “mentalizarse” de que “si se notan algún nódulo en la mama que no hubieran percibido previamente y que no disminuya con el paso de los días, deben consultar para que se inicie un estudio adecuado”.

   “Siempre es un mensaje con el que hay que ser reincidente, porque el diagnóstico precoz es la mejor forma de avanzar en la prevención y el tratamiento del cáncer de mama”, ha insistido.

   En cuanto al tratamiento de la enfermedad, González asegura que “se está comenzando a hacer un traje a medida” a las pacientes en función del subtipo que padezcan.

   El tratamiento a seguir siempre integra tres elementos básicos, la cirugía, el tratamiento medico-sistémico y la radioterapia, aunque depende del tipo de cirugía que se le haya hecho a la paciente y del tipo de estadío en que se haga.

   “Hoy el reto que tenemos los oncólogos cuando estamos delante de una paciente operada o no es identificar el subtipo de cáncer, ya que actualmente ya no es una enfermedad única y en función de los subtipos  se aplica una terapia u otra”, ha concluido.