Cataluña destinará más de 850 millones a la lucha contra pobreza y exclusión

fotonoticia_20140205122355_800BARCELONA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) – El Govern de Cataluña destinará este año más de 850 millones a la lucha contra la pobreza y la exclusión social a través de cuatro ejes de actuación principales: becas comedor, renta mínima de inserción (RMI), vivienda social y subvenciones a municipios y entidades para que ayuden a la infancia más vulnerable desde la proximidad.

Lo ha explicado este miércoles la consejera de Bienestar Social y Familia de la Generalitat, Neus Munté, durante la rueda de prensa de presentación de la propuesta del Pacto para la lucha contra la pobreza en Catalunya, un documento que concreta medidas y acciones para luchar contra la pobreza y favorecer la inclusión social hasta 2016.

De los más de 850 millones, 218 se destinarán al ámbito concreto de la infancia y la adolescencia, colectivo “especialmente castigado” por el empobrecimiento de las familias, ha lamentado.

Munté ha recordado que el 19,1% de la población de Catalunya está en riesgo de pobreza, una tasa que se dispara al 24% en el caso de los menores de 16 años –si no hubiera ayudas, pensiones ni pensiones sería del 47%–.

“La lucha contra la pobreza es una de las grandes prioridades del Govern”, ha afirmado la consellera, que ha destacado que el documento es prioritario para unir los esfuerzos de todos los departamentos a favor de la inclusión.

COMPLICIDAD CON EL SECTOR SOCIAL

El pacto parte del Documento de propuestas para la lucha contra la pobreza y la inclusión social, elaborado por un grupo de trabajo integrado por entidades del tercer sector social, municipales, colegios profesionales y personal de la Generalitat.

“Juntos hemos identificado los indicadores básicos para combatir la pobreza”, ha dicho Munté, que también ha destacado que el Govern reforzará las actuaciones para facilitar el acceso al mercado laboral de las personas más vulnerables.