Barcelona y Madrid salen a la calle para protestar contra la corrupción

he salido a tomar a la calle

En ambas ciudades, donde se han reunido centenares de personas, las redes sociales han actuado de catalizador.

Barcelona y Madrid salieron este viernes por la noche a la calle para protestar contra la corrupción política. Un  centenar de personas han pasado la noche en la plaza Catalunya de la capital  catalana, que el movimiento de “indignados” tomó durante meses en 2011, como  protesta.

La concentración, efectuada a través de las redes sociales y que transcurrió  sin incidentes, comenzó en la plaza Catalunya y prosiguió después por las  Ramblas y por la calle Ferran hasta la plaza Sant Jaume, donde los manifestantes  profirieron gritos de “dimisión” y “estos presidentes, son delincuentes”.

Los manifestantes, en su mayoría jóvenes, celebraron después una asamblea en  la misma plaza Sant Jaume, en la que acordaron celebrar este sábado, otra  concentración frente a la sede del PP en Barcelona.

Por otro lado, miles de personas marcharon también ayer por las calles de  Madrid contra la corrupción política al grito de “dimisión” y “ladrones”  dirigidos al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la cúpula del Partido  Popular en protesta por los supuestas irregularidades en la financiación del  partido.

corrupcion

La iniciativa, como en Barcelona, surgió en las redes sociales, bajo el  hashtag ‘Volvemos1f’, y reunió a miles de personas frente a la sede nacional del  PP ubicada en la calle Génova, donde la Policía estableció un fuerte  dispositivo, con cuatro lecheras custodiando el inmueble y la vía  cerrada al tráfico y cortados todos los accesos a la misma desde las calles  aledañas.

Fuente: www.lavanguardia.com

Más de 500.000 personas firman una petición para que dimita Rajoy.

La indignación de los ciudadanos por la publicación en EL PAÍS de los papeles secretos de los extesoreros del PP, que reflejan pagos a la cúpula del partido, está inundando las redes sociales con mensajes que piden responsabilidades al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Aparecen reunidos bajo etiquetas como #Rajoydimisión o #quesevayantodos, además de con la propuesta por este diario #lospapelesdebárcenas. Esta ola de críticas se traduce también en que cientos de miles de ciudadanos (más de 500.000 en poco más de un día) han firmado una petición para pedir “la dimisión de la cúpula del PP”, entre ellos Rajoy, y de “todos los que hayan recibido pagos en dinero negro”.

“Ojalá viviéramos en una democracia y se pudiera revocar al Gobierno por no cumplir con su programa electoral y por casos de supuesta corrupción como este”, explica Pablo Gallego, que impulsa la petición en la plataforma Change.org. Este gaditano de 24 años cuenta que su iniciativa está recogiendo unas 40.000 firmas a la hora, un ritmo que, de continuar durante todo el día, podría suponer llegar al millón de adhesiones este mismo sábado.

12-03-09-Corrupcion-y-mentira-

Si se alcanza ese número, Gallego pretende acudir con los mensajes a la sede nacional del PP en Madrid. “Sería una imagen muy potente aparecer por Génova con un millón de apoyos mientras Rajoy celebra el comité extraordinario”, dice este simpatizante del Movimiento 15-M y de Democracia Real Ya. En su opinión, este tipo de iniciativas que se convierten en virales en las redes sociales “ayudan a que la gente reaccione”.

La página de ciberactivismo Change.org señala que 200.000 de las firmas que ha recibido la petición han llegado en tan solo 12 horas (más de 500 por minuto), lo que supera todos los datos hasta la fecha en una plataforma que cuenta con más de 25 millones de usuarios registrados en todo el mundo. “Este ritmo de crecimiento nunca se había producido en nuestra web”, explica un portavoz de la página en España, donde tiene tres millones de registros. De hecho, según informan desde la plataforma, esta petición ya se ha convertido en la más firmada de la historia de la página en España.

“El diario EL PAÍS ha publicado un gravísimo documento que resquebraja la credibilidad de uno de los principales partidos políticos de España”, se lee en la platafoma. “En él se lleva la cuenta de las donaciones que hicieron al Partido Popular diversos empresarios (muchos implicados en tramas de corrupción) y de su reparto entre los altos cargos del PP. Ya basta. Es el momento de que todos los que hayan recibido pagos en dinero negro se vayan y dejen de ensuciar el nombre de nuestro país”.

Fuente: www.elpais.com