Arrestado un atracador por asaltar cinco bancos durante un permiso

[La Razón, Barcelona] Volvió a suceder. Un preso con permiso carcelario fue detenido ayer por los Mossos d’Esquadra acusado de asaltar cinco bancos en quince días. Amalio R. U. , de 35 años y vecinos de Sant Adrià del Besós (Barcelona), aprovechó un permiso penitenciario para escapar de la prisión.

El día 14 de septiembre el atracador salió de la cárcel con un permiso, pero no regresó. Y entre el día que desapareció y el pasado 30 de septiembre, habría cometido hasta cinco atracos a entidades bancarias de la provincia e Barcelona, concretamente, en Esplugues de Llobregat, Santa Perpetua de la Mogoda y Montcada i Reixach.

El «modus operandi» del atracador fue el mismo en los cinco asaltos. El acusado actuaba en solitario, mostraba una actitud agresiva y amenazaba a las víctimas con un arma de fuego o un cuchillo.

La lista de delincuentes que aprovechan un permiso penitenciario para reincidir es larga. Juan Diego Redondo, más conocido como «Dieguito el Malo», que reapareció hace cinco años tras intentar atracar un supermercado de Barcelona, se hizo un nombre en la crónica negra del país con sus fugas. En 1998, durante un permiso penitenciario, aprovechó para cometer dos atracos, según explicó, para pagar el nicho en el que depositar los restos de su mujer, que se había suicidado, y el de su hija, que falleció electrocutada a los cinco años en un calle de Rubí. Peor acabó la historia de Pedro Jiménez, un preso con antecedentes de violación que durante un permiso carcelario asesinó a dos policías en prácticas en un barrio de  Bellvitge , en L’Hospitalet de Llobregat.