Inauguramos la sección de “Historias con HISTORIA”, todos los viernes.

 
“Caminan per la Verneda, Barceloneta, Horta y Sants, Poble Sec y Sant Andreu, Guinardó, Nou Barris y El Raval, la Barcelona de Candel De Marsé y de Rabinad Barcelona que en Gato Pérez tan bé va fer sonar” (Charnego, Loquillo y Trogloditas, 2001).

 vocablo “charnego” designa despectivamente, entre los catalanes, al inmigrante o hijo de inmigrantes proveniente de regiones españolas de habla no catalana. Todos destacan el carácter despreciativo del término, vinculado a una cierta impureza de sangre, lengua y cultura. Como ocurre en todo ejercicio de estigmatización, lo que empezó siendo un insulto, ha acabado convirtiéndose en revulsivo de autoafirmación.

Recién alcanzada la democracia, Paco Candel, valedor de los que él mismo denominó «nuevos catalanes» —en su mayoría murcianos, extremeños y andaluces fagocitados por la conurbación industrial—, convierte la ofensa en halago publicando Un charnego en el senado (1979), que rememora sus vivencias como senador por el Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC).

Al filo de la década siguiente, el bonaerense Xavier Patricio, Gato Pérez, reinventa la rumba catalana retratando en sus composiciones una Barcelona urbana, mestiza y bilingüe que, pasados veinte años, José María Sanz, Loquillo, —nieto de aragoneses y valencianos— homenajea en la canción Charnego.

“-Dedicat a la nostra benvolguda amiga Joana Gardés, vidua de Paco Candel .”

Iban Salvador
Javier G. Ponce.

Deja un comentario