41 adjudicaciones de la Generalitat de Catalunya del president Mas a su cuñado en tres años

cunado-mas-mujer--644x362

Fuente: www.elconfidencial.com

Administración pura y dura, organismos autónomos, agencias públicas o departamentos de la Generalitat. Todos los rincones son buenos para hacer negocio. O sea, caja. Desde que Artur Mas llegó al poder, las empresas vinculadas a familiares suyos han diversificado sus contratos con las estructuras de poder catalanas. Los 450 millones de euros recibidos por las empresas a las que están vinculados familiares de Mas fueron adjudicados, en parte, a uniones temporales de empresas, creadas para obtener determinados contratos. Pero las Utes no son las únicas adjudicaciones del grupo que emplea al cuñadísimo Joan Antoni Rakosnik, hermano de la esposa del president. El Gobierno autonómico le concedió, desde el 1 de enero del 2011 (o sea, cuando Mas ya estaba en el poder), un total de 41 adjudicaciones. De ellas, sólo 9 fueron concedidas a Utes, y eso teniendo en cuenta que uno de los expedientes fue iniciado en el 2010. El resto correspondía a contratos a las diferentes empresas del grupo: Seidor SA, Microsistemes SA, Saytel Servicios Informáticos, Seidor Consulting o SBS Seidor.

Es cierto, no obstante, que al margen de las Utes citadas, Seidor también logró adjudicaciones formando parte de Itscat 2009, en el que también se encuadraban Aventia, Kemit, Netfocus y Nestret. Pero de los 13 contratos obtenidos por esta UTE, 9 de ellos fueron firmados entre los años 2009 y 2010 (cuando gobernaba todavía el tripartito) y por valores mucho menores que los posteriormente logrados por Seidor.

Contratos a dedo

La mayoría de los contratos fueron concedidos mediante el procedimiento de “negociado sin publicidad”, o sea, a dedo, aunque no todos han sido publicados en el diario oficial de la Generalitat, como es preceptivo. Y ahí nos encontramos con algunas perlas dignas de atención. Por ejemplo, existe una adjudicación a Seidor SA el 13 de abril  del 2012 para “el análisis TIC” en diferentes áreas del Departamento de Territorio y Sostenibilidad, por lo que la empresa cobró 57.531,98 euros. Aquí salta la sorpresa: oficialmente, Juan Antonio Rakosnik trabajaba por encargo del CTTI en Territorio y Sostenibilidad. El cuñado de Mas llegó a colgar esta circunstancia en su perfil de LinkedIn de Internet, aunque posteriormente la borró para eliminar cualquier rastro político de su trayectoria. Y en esa época es el CTTI quien le da a Seidor un contrato para operar en Territorio y Sostenibilidad con el objetivo de realizar trabajos allí que tendrían que estar cubiertos no sólo por los técnicos del  Departamento, sino por el propio Rakosnik, que, según él mismo colgaba en su perfil de internet por aquella época, pertenecía a Microsistemes, empresa del mismo grupo que Seidor.

Pinche para ver la lista de adjudicaciones.Pinche para ver la lista de adjudicaciones.

El 19 de ese mismo mes, el CTTI le adjudicaba un servicio por 216.010,08 euros para “el desarrollo e implementación de proyectos y aplicaciones relacionados con la Secretaría General, Secretaría de Gobierno, Gabinete Jurídico Central y Dirección de Servicios del Departamento de Presidencia”. En el pliego de adjudicación constaba que el valor estimado del contrato, no obstante, era de 366.949,15 euros, por lo que esa adjudicación era sólo la primera parte de otra que le reportaría, supuestamente, una cantidad similar.

Los ‘clientes ligeros’ de Empresa y Empleo

En los últimos años, las empresas del grupo Seidor multiplicaron su abanico de servicios a muchas más áreas. Además de ofrecer soluciones informáticas, por ejemplo, el 7 de noviembre del 2012, la consejería de Educación le encargó a Seidor SA el suministro de 30.344 packs de licencias Microsoft del programa Escola 2.0. Para ello, le pagó 429.947,17 euros. El 15 de diciembre del 2012, la empresa ACCIÓ, que depende de la consejería de Empresa y Empleo, contrató también a Seidor para el “renting de 275 clientes ligeros”. El precio: 100.182 euros. Varias empresas del grupo trabajan, asimismo, para el Instituto Catalán de Asistencia y Servicios Sociales (ICASS), del que han obtenido varios millones de euros en los últimos años.

Y hay otros ámbitos que también controlan: el 9 de junio de 2011, el departamento de Interior (entonces a cargo de Felip Puig, hoy en Empresa y Empleo) pagó 187.499,99 euros a Seidor Consulting para el “desarrollo de la segunda fase del Programa Análisis y Seguridad de la Información (PASI)”. El organismo que edita el diario oficial contrató a Seidor en abril del 2011 por 457.132 euros para los “servicios de diseño, desarrollo e implantación del evolutivo del nuevo circuito del DOGC de la Entidad Autónoma del Diario Oficial y de Publicaciones”.