Uno de cada diez ahogamientos en niños acaba en muerte o con secuelas físicas

Efe. Uno de cada diez niños que sufre un ahogamiento muere o padece secuelas físicas importantes, según un estudio del Hospital de Sant Joan de Déu de Esplugues de Llobregat, que pone de manifiesto que la mayoría de casos de ahogo afectan a menores de seis años y se producen en piscinas.

El estudio se ha realizado a partir de los casos de ahogamiento de menores de edad atendidos en 21 hospitales de toda España durante los meses de verano de 2009 y 2010.

De los 53 niños con síntomas de ahogo, el 64% eran menores de seis años, el 71% no sabían nadar y el 97% no llevaban flotador en el momento del accidente.

En seis de cada diez casos, el niño se estaba bañando en una piscina privada y el 80% de las personas que estaban a su cargo reconocen que se habían ausentado o que habían relajado la vigilancia.

A consecuencia del ahogamiento, un 10% de los niños murieron o sufrieron secuelas, y el resto se recuperaron gracias a las maniobras de reanimación que les realizaron sus familiares.

Los autores del estudio consideran que es necesario “extremar” las precauciones y la vigilancia de los niños en las piscinas y fomentar el conocimiento de las maniobras de reanimación, dado el elevado índice de mortalidad.

El ahogamiento es la segunda causa en el mundo de todas las muertes por lesiones no intencionadas en niños de hasta 14 años, y en España se estima que se producen 1,5 casos por cada millón de habitantes.

Deja un comentario